martes, marzo 08, 2005

De cómo alegrarse con el inicio de clases (y otro comentario de película)

Me acuerdo del chiste de Mafalda, aquél en que ella le preguntaba al papá si a él le amargaba el inicio de clases, y éste recordaba su juventud, sentado en un sillón y escuchando por la radio que decían "El lunes comienzan las clases en todo el país", mientras derramaba una lágrima de tristeza.
Comenzaron las clases, y yo cada vez que pasa eso, siento ese aire de superioridad que me da el hecho de ya ser mayor y no tener que ir al colegio. Eso de pasar por la puerta de una escuela, y mirar a los nenes con cara de "Yo ya pasé por eso, pero ahora soy libre por un par de semanas más! ¿Cómo te quedó el ojo?".
Usted, señor lector, señorita lectora, no recuerda esas épocas donde, ya en 28 de Febrero (o 29 para años bisiestos), miraba al calendario con miedo, deseando que un vórtex espacio-temporal apareciera ante usted, transportándolo inmediatamente hacia el inicio del mes Enero? ¿No? Bueno, yo sí...
Y cuando el aire de Marzo vuela las hojas de los árboles, uno siente esa angustia típica subiendo por la garganta, que le hace pensar qué sentiría un hombre sabiendo que el fin del mundo se acerca.
Pero a pesar de todo, se enfrenta a lo que le espera, con la frente en alto, el guardapolvo cosido por todos lados, la mochila remendada y un llanto mortal capaz de derretir el alma de un pirata sanguinario. Ahh, pero los padres están preparados para eso, y no sucumben ante el pedido de socorro de su heredero, sino que, por el contrario, lo arrastran al grito de "No vas a poder hacer nada para evitarlo, pendejo, ya me jodiste por 3 meses, ahora pagá tu precio".
Finalmente el momento llega, la maestra ingresa al aula, uno cuenta hasta diez, y respira aliviado... es sabido que el primer día de clases no se hace un sorete...

Y cambiando de tema... fui a ver The Aviator (El Aviador, para incultos), película con Leonardo Di Caprio en el papel de Howard Hughes. Debo admitir que la misma está muuuy buena, a pesar de que dura 3 horas. Lástima que la tuve que ver en un cine plagado de pendejos molestos que no hacían más que reírse de cualquier pelotudez (era una película seria, caramba!) y vivir paseándose de un lado a otro. Por lo que es lo demás, realmente la recomiendo, si es que tienen un buen rato libre...
Fanáticos de los Simpsons, pueden llegar a encontrar muchas cosas familiares, si recuerdan el capítulo del Casino de Burns, donde éste, enviciado por la fortuna que le dio su construcción, empieza a ver gérmenes venusinos por todos lados... eso era, justamente, una parodia a Howard Hughes.

7 comentarios:

GABY dijo...

Bien, el comienzo de las clases me deprimio extremadamente, lo unico q me consuela es la llegada de las vacaciones de invierno,tan lejanas ahora...
Shool sucks! pero no hay otra!
Ahhh! Quiero aclarar que odio demasiado a todas y cada una de las persona q se queden durmiendo mientras yo me exprimo el cerebro en ese espantoso y torturador lugar...
That´s all!C u!

L.a.N.e.N.i.S dijo...

Siiii....me levantaste el animo pablin (si, reconozco q hoy no te puedo criticar...ufa!). Me alegraste porq me hiciste recordar q ya termien la etapa escolar y estoy libre del uniforme!!!! jajaja, es lo qmenos extraño!
Karu's
pd: gracias por la recomendacion, ahora q voy a trabajar en un cine, la veo gratis!!! jajaja

Cosme Fulanito dijo...

¿Así que vas a trabajar en un cine? ¿Y en cuál? Digo, así voy y me dejás pasar gratis a un par de funcioncillas...

L.a.N.e.N.i.S dijo...

En el unicenter...pero estas lejos...no te hagas ahora el bueno xq tengo entradas gratis...
jajaja

Cosme Fulanito dijo...

Bueno, pero si hay entradas gratis, yo voy... ¿No serías capaz de regalarle algunas entradas a un buen amigo que te hace reir cada tanto con sus posts?
¡Yo haría lo mismo por vos!

L.a.N.e.N.i.S dijo...

Claro...es facil mdecir...yo haria lo mismo, total, no tenes la posibilidad de hacerlo...jajaja...
No lo se...voy a pensar bien a qiuen dejo usar MIS entradas...bye

Cosme Fulanito dijo...

Ya vas a ver... cuando yo sea dueño de la cadena Village Cines, vas a venir rogándome porque te deje entrar...