jueves, junio 02, 2005

De cómo desenterrar joyas del pasado.

Todos tenemos un pasado que queremos ocultar. Pero no me refiero a esas cosas que hicimos, que nos avergüenzan; como, no sé, admitir que veíamos tal programa de televisión, o callar el hecho de que nos gusta bailar en un taller mecánico. No, me refiero a un pasado mucho más tangible, más terrenal. Las fotos. Aquellos rectángulos de color que pueden delatar, en un santiamén, cómo éramos en nuestra juventud.
Todo esto viene a raíz de un amigo, que supongo leerá esto en algún momento. Resulta que al muchacho lo conozco desde niño. Y ahora él le viene a mostrar a su novia (que también es amiga, pero a ella la conozco desde hace poco) una foto mía de niño. Pero qué vergüenza, señores. Ese pelo! Esa cara! Esa campera! Esa buzarda...
A veces nos da vergüenza admitir que sí, que en una época, ése éramos nosotros. Otras veces pasa todo lo opuesto, vemos la foto y decimos "¿Por qué ahora no puedo ser como en aquél entonces?".
Yo ahora, físicamente, me siento en la etapa "Esta es mi época buena". O sea, si yo me saco una foto ahora, es a esta foto a la que, en un futuro, le voy a decir "¿Por qué ahora no puedo ser como lo soy acá?". ¿Se entiende? No, no se entiende.
Yo, a los 12 años (edad que tenía en la dichosa foto de mi amigo), tenía un pelo largo horrible, una cara regordeta y pecas, miles y miles de pecas. Hoy no, tengo menos panza, menos pelo, menos pecas... y más años, obvio... y me gusta mucho más ahora. A eso me refiero. La imagen que quiero conservar de mí para mostrar en unos cuantos años es la actual, no la antigua. Si la gente tiene que conocerme, que me conozca como si yo hubiera nacido con esta cara. Ojo, no me la doy de Adonis (aunque lo soy, admitámoslo), sino que creo que ahora estoy mucho mejor de lo que estuve en toda mi vida.
Los que me conocieron en esta etapa, tienen serios problemas para asimilar el hecho de que yo alguna vez tuve pelo largo... muy largo. Los que me conocen de aquella época, agradecen que ya no tenga más ese pelo. Yo también.
Usted, querido lector, que seguramente leerás esto algún día, pero no opinarás porque "te da fiaca"... ¿Tienes una imagen de tu pasado que te avergüence? Los exhorto a todos a contar vuestra infancia. ¿Cómo eran de jóvenes?

5 comentarios:

Marita dijo...

Primero: No me da verguenza bailar en un taller mecanico, a vos te da verguenza que yo lo haga, que es distinto.
Segundo: No, en todas las etapas de mi vida fui y seré preciosa, como ahora... (seh, ya se la que me espera, pero si vos te la das de lindo, yo tambien)

Cosme Fulanito dijo...

Marita, te diría que vos sos de esas personas que son lindas por dentro, pero no, incluso ahí sos horrible.
Y no mientas, yo ví fotos de tu juventud...

L.a.N.e.N.i.S dijo...

Lo mio es mas facil...porque yo todavia soy joven, asiq por mas ganas de comentar que tenga no puedo contar como era de joven...cuac...

Karu's

SOL dijo...

pero te olvidaste de lo mas divertido.. el jopito! jejejeojojojo y bueno, si, siempre tenemos epocas buenas y malas. En mi ser, dependen sólo del factor gordeza, es decir cuán gorda estoy.

Cosme Fulanito dijo...

No descansaré hasta ver una foto de tu juventud!! Es lo que corresponde, no? An eye for an eye...