lunes, agosto 07, 2006

De cómo contar la historia de los próceres.

Erase que se era en una época colonial que no sé bien cuándo fue pero que no suelen preguntartelo en juegos tipo Carrera de Mente o similares, así que tampoco es realmente necesario saberlo, un hombre. Ese hombre hubo de llamarse José.
José, de San Martín, vivía justo enfrente al Carrefour que está casi llegando a la General Paz. Entonces cuando había hambre se iba directamente al patio de comidas, era más fácil que cocinarse algo, además de que su mujer casi nunca quería cocinar... "No tenés Remedio, Remedios", le decía siempre. Y su hija, Merceditas, jugaba con las muñecas y solo cocinaba con la cocinita esa de la Barbie.
Un día José quiso viajar, conocer el país, pero no podía ni cruzar la frontera con Chile porque no tenía pasaporte aunque algún listillo me diga que para ir a Chile no es necesario pasaporte. No te pases de listo, sé donde vivís.
Cansado de la burocracia legal, le dijo a Remedios: "Che, me voy a liberar o libertar Chile, y ya que estoy me libero o liberto unos cuantos países más. No me esperes para cenar". La verdad es que nadie sabe si se dice "liberar" o "libertar".
José, furioso, montó en cólera y gritó "Arre, Cólera!". Y así el fiel potrillo blanco arrancó no sin antes mirarlo con mala cara pensando "Con este frío me hacés viajar hasta Chile, papá? Estás pirado vos?".
En el camino se encontraron con un fiel amigo que seguía a José en las buenas y en las malas: El Sargento Carlos Fernando Cabrales, a quien, cariñosamente, le decían "CaFe" Cabrales.
Fue así como José y Café se dirigieron hacia los Andes, con la intención de llegar a tiempo para ver el clásico contra Banfield.
Apenas terminó el partido, José se plantó y dijo "Bueno, a ver, todos los que no pertenezcan a este país, se me mandan a mudar, que a partir de ahora lo considero liberado o libertado". Y Café simplemente asentía con la cabeza a su lado.
Así, el dúo maravilla siguió viaje bordeando la cordillera, y llegaron hasta Perú, donde lo esperaba la policía montada, porque vio que la bandera de Perú es muy parecida a la de Canadá?
Y bueno, piña va, piña viene, cada golpe certero de José era acompañado por una onomatopeya coloreada al mejor estilo Batman de Adam We (si no entiende por qué dije "We" y no "West", debe ver más Family Guy). Mas, en un momento de descuido, alguien le puso el pie a Café, que cayó de cabeza al suelo y se hizo bosta.
José se acercó a ver si estaba bien, pero don Cabrales respiraba dificultosamente y apenas podía moverse. Con pocas fuerzas, se acercó a José y le dijo "Muero contento, hemos batido las claras de huevo a punto de nieve, las hemos mezclado con el almíbar y lo hemos horneado por 20 minutos". José se levantó despreocupado, porque sabía que cuando Café decía esas boludeces, es porque estaba bien. Le guiñó un ojo cómplice y le dijo, en tono de joda, "Vamos, doctor, yo me refería al merengue en tanto danza".
Café se levantó, miró a sus contrincantes y gritó "Por el poder de Grayskull!!!". Sacó la espada de su espalda, la iluminó al cielo y de repente... no pasó nada. Un poco avergonzado probó con otra... dijo "Thundercats... Thundercats... Thundercats... oooooohhhh!!!", y los peruanos ya lo miraban con cara rara.
Un último intento quiso hacer, y se acercó con la espada a un peruano, y dibujando una C cantó "Marcando la C de Cabrales". El peruano lo miró confundido y le clavó su espada en el upite.
Cabrales volvió a caer al suelo, y se acercó lentamente a José (acto que le llevó por lo menos media hora, porque José estaba en la otra punta cargándose soldados). Lo miró y le dijo "José... muero contento, hemos batido la crema, ahora tenemos un capuccino".
José lo miró, y le dijo "Carlos, no rompas que estoy tratando de liberar o libertar Perú", mas Carlos ya no respondía más.
José logró liberar o libertar Perú, y, en agradecimiento, seguro pusieron alguna calle con su nombre, o algo así... no sé, nosotros le pusimos hasta un partido y lo metimos en los billetes de 5 pesos, ellos podrían hacerle algún homenaje, no?
Y así fue como, un 17 de Agosto, Don José, de San Martín, muere en la tranquilidad de su hogar, shockeado por la impresión que le causó ver que Remedios se había puesto el delantal y había cocinado por primera vez en su vida.
Hoy recordamos aquél acto... y yo, particularmente, cada 17 de Agosto me acuerdo de mi querida amiga Marita, que no tiene ninguna relación con San Martín, que usa euros así que no tiene billetes de $5, que vivía en Liniers, bastante lejos de San Martín, y que seguro tampoco sabe en qué año pasó todo esto.
Pero que hoy cumple años y me rompió con que escribiera algo, así que, todos, a ver, hacemos una fila y le decimos Feliz Cumpleaños a Marita, vamos...

8 comentarios:

Maria fe dijo...

Jopee Feliz cumpleaños Marita!!! =)...aunke no se kien eres asi como tampoko se kien es loko q escribe esto, pero m cago d risa, ojalá café siguiera vivo para que me pase la receta del merengue que no me sale... en fin!

Vir dijo...

Marita, feliz cumple atrasado!! Jajaja
Ah, y no era Cabrales...era Cabral... pero tengo que admitir que estuvo ingenioso lo de café Cabrales.(Supongo que por eso le pusiste Cabrales y no Cabral)
La re puta madre, Pablo, ahora se me pegó la canción del café "Arriba Cabrales, café Cabraales...significa BUEN CAFÉ!"

Marita dijo...

Me había re olvidado de que te había pedido esto... ¿Podrías haber avisado, no?
En fin... Adam We... jejeje...

Cosme Fulanito dijo...

Quería ver qué tanta bola le das a las pelotudeces que me pedís...

Karu dijo...

sorry por el atraso...
J.a.p.i B.e.r.d.e.i M.a.r.i.t.a

[no se xq escribo con los puntitos]

Ok...yo si vivo en el partido de San Martin, y si voy a ese carrefour...y si hay en el partido de san martin 5 calles que se llaman San Martin...y no estamos taaaaaaan lejos de Liniers...

En fin...

Viva el Padre de La Patria¿?...

Nah...
mejor chau

Vir dijo...

Actualiseishon, no?

maxarüs dijo...

este es el mejor blog que leí... ya está, lo dije.

Anónimo dijo...

You have an outstanding good and well structured site. I enjoyed browsing through it » » »