sábado, noviembre 27, 2004

De cómo explotar una potencial fuente de dinero.

Hay gente con talento, y gente sin talento. Y sin ánimos de presumir, yo soy gente con talento. Lamentablemente, tengo talento para aquello que no es redituable, y eso es lo que me molesta.
Yo tengo la capacidad de poder reconocer, sin verlo, cuándo un televisor está prendido o apagado. Aún si no tiene imagen, si está oscuro, en silencio, yo puedo saber si está prendido o no sin verlo. El día que Sanyo necesite comprobar fehacientemente si el sistema de apagado automático que le incorporó a sus nuevos modelos funciona, me van a llamar.
Tengo la capacidad de reconocer a cualquier famoso que es entrevistado sin tener que mirarlo. Ayer estaban pasando una entrevista a Soledad Silveyra, y yo entro al comedor, de espaldas al televisor, y le digo a mi hermano "Esa es Soledad Silveyra". Y con cara de "Qué groso soy" me doy cuenta que, en efecto, era ella. El día que Stevie Wonder conduzca un talk show y necesite reconocer sus invitados, me va a llamar.
Poseo la enorme habilidad de imitar a la perfección la risa de Bugs Bunny, en su doblaje al español latinoamericano. Pero no el primero, sino el segundo. Apenas deleito con mi capacidad, la gente voltea a ver dónde es que están pasando el dibujo animado. El día que Mel Blanc, desde su tumba, haga convocatoria de doblaje y necesite una última risa, me van a llamar.
No hay capacidad que más me haga sentir orgulloso, que la de reconocer cuándo una canción de Queen está sonando en algún lado. Con solo escuchar los tres primeros segundos, ya puedo deleitar a mi compañía diciendo "Esto que suena es Ogre Battle. Pertenece al album Queen II, y fue compuesto por Freddie Mercury como parte de una serie de canciones enganchadas musicalmente". El día que el mundo esté poblado de fanas de Queen desesperados por poder reconocer fragmentos con el solo oir del viento, me van a llamar.
Una vez, un amigo me dijo que mi silbido parece un MIDI por la fidelidad con que lo transmito. Que el solo contacto de mis labios, al reproducir sonido, puede imitar la información que un archivo MIDI transmite de computadora en computadora. El día que la Sound Blaster decida reemplazar sus componentes, y la gente se vuelva medio estúpida, me van a llamar.
Me jacto de ser uno de los únicos capaces de apagar el tubo de luz de la cocina cuando el botoncito se traba. Mis hermanos y mi mamá no lo pueden entender, ellos presionan el botón pero la luz no se apaga. Voy yo, y con un simple toquecito, vuelvo todo a la normalidad. El día que se levanten con ganas de morfar un alfajorcito a las 3 de la mañana, y no quieran dejar todo prendido, me van a llamar. Minga que voy a ir...
Y usted, querido lector... ¿Qué talento oculto posee?

"Es más posible que un turco coma tuercas a que un moscovita coma moscas."

4 comentarios:

Ana dijo...

Jajajajajaja! Pero a las tres de la mañana, si te llaman, te despiertan, quieras o no...

Bueno, yo... es algo parecido a lo que posteaste primero. Puedo darme cuenta de cuándo se prende un televisor, aunque éste no tenga volumen y esté en otra habitación. Hasta en el instituto en donde estudio me doy cuenta si prenden la tele dos pisos más arriba (será porque soy teleadicta? mmm...)

Ah, y sé cuándo van a pasar un video que me guste en uno de los canales de música que tengo. Digo, por ejemplo: "Hoy tengo ganas de ver el video 3AM de Matchbox Twenty". Al rato pienso: "lo deben de estar dando ahora". Pongo un canal, y allí está el video elegido. Ves? Ni siquiera tengo que llamar o mandar un email para que lo pasen cuando yo quiero :P

Anónimo dijo...

Hola Portalito, ya me volví lectora asidua de tu blog :)

Yo tengo el talento de pararme de la silla 5 segundos antes de que empiece la propaganda, irme en cuanto arranca el "enseguida regresamos..." y volver 1 segundo antes de que termine el "estamos de vuelta", y juro que cada vez digo "ahh, lo tengo todo fríamente calculado".
Lo que a veces me lo complica es el talento de mi vieja de acordarse algo que necesita que le busque justo cuando yo voy a la cocina en la propaganda. Será que los talentos se llevan en los genes...

Bere (aka Beruka ;)

Ricky dijo...

Al menos yo tengo una útil: tengo la virtud de encontrar lugar para estacionar donde nadie más puede. No es infalible (tiene un pequeño margen de error), pero es muy gracioso ver cómo me putea mi viejo cuando dejo el coche, por ejemplo, en Montevideo y Corrientes a las 4 de la tarde, porque sabe que si va solo se caga dando vueltas hasta que decide meterse en un estacionamiento. :P

Cosme Fulanito dijo...

Anita, lo tuyo sí que es sorprendente... acabo de prender mi TV, te diste cuenta?
Ahora, podrías combinar ambos talentos, y decir, ponele "Quiero ver tal videoclip", y entonces ahí sentir que en algún lado se prendió una TV justo con ese videoclip.

Beruka!! Bienvenida a mi blog!! ¿Por qué tardaste tanto en venir? Y a ver si aparecés por el foro, que tu mini-clon (Veruga) está haciendo estragos...

Richard, hermoso tu talento, eso sí, tené cuidado de que la grúa no se lleve tu auto... vos sabés por qué te lo digo...