domingo, noviembre 07, 2004

De cómo vender lo que sea.

Está visto que, en este pais, si quiero ser feliz, no alcanza con rodearme de gente que quiero, vivir la vida de manera eficaz, con una sonrisa en la cara y pocas preocupaciones en la mente. Claro que no, porque... ¿Cómo podría ser feliz de esa forma? ¿No se dan cuenta que no tengo un jabón Dove? ¿No notan la ausencia de Skip Ultra? ¿¿¿A eso le llaman felicidad ustedes???
La publicidad puede resultar efectiva, inefectiva, o pasar desapercibida, pero siempre supone retratar una realidad. Es decir, la intención de la publicidad debe ser adecuarse a situaciones cotidianas, para que el usuario hogareño se sienta atraído por la misma y compre el producto en cuestión.
Sin embargo, supongo que estarán de acuerdo conmigo en que esto no sucede. Pongamos por caso la propaganda de la nueva limonada Ser, con Verónica Lozano. Les presento dos casos, ustedes díganme cuál se adecúa más a la realidad, y cuál parece de publicidad:
Caso 1
Persona 1: Uf, muchachos, no saben. Estuve corriendo una barbaridad, y la verdad, me dio tanta sed que quiero tomar algo rico. Pero me estoy cuidando y no quiero darme esos gustos.
Persona 2: Pero tontito, no sabes que ahora salió la nueva limonada Ser, de bajas calorías? Podés darte el gusto todo lo que quieras, ya que está elaborada con los más finos limones, sin agregados de azucar.
Persona 1: ¿Me estás diciendo que yo podría tomar lo que quiera de la nueva limonada Ser y aún así no engordar ni un gramo?
Persona 2: Exacto, porque limonada Ser está avalada por los mejores nutricionistas.
Persona 1: Yo me cambio a Ser.

Caso 2
Persona 1: Ah mierda... chivo como un loco, no tendría que haber perseguido a esa mina por 20 cuadras... y ni siquiera me dió bola, la muy turra. Che, me cago de sed, qué tenés?
Persona 2: Ni idea, fijate... creo que queda un poco de Ser.
Persona 1: Dejá, mejor busco agua del inodoro, es más nutritivo.
Persona 2: ¿Y desde cuándo te cuidas, vos, si sos una bola de grasa?
Persona 1: Andá a cagar, forro.

¿Entienden mi punto? Si vas a vender una limonada, no trates de retratar la realidad. Nadie en su sano juicio dice "Me voy a morfar una manzana, por su poder nutritivo, su frescura y su sabor inconfundible."
Si me vas a vender, o me ponés una llama haciendo chistes, o me ponés a un nene diciendo "Yo quería un aeropuerto, cabezón". Hasta ahí te lo acepto.

"No existiría el sonido del mar, si faltara en la vida oreja y caracol."

7 comentarios:

Marita dijo...

Mira Pablis, yo no es por querer ponerte mal ni nada (mentira, los dos sabemos que si quiero eso), pero como que la gente se copo con la idea de putearte y se olvido de postear aca. Asi que yo hago un llamado a la gente que le interese putear a Pablito... Tambien puede hacerlo en este post!
Bueno, eso era todo, muy gracioso el post, lastima que no entiendo lo del aeropuerto... maldita España y sus propagandas pedorras...

Anónimo dijo...

De todas formas, todavía hay propagandas del mismo estilo y peores. No se si es la misma o no, pero hay una que creo que es con Julieta Díaz (o Mariana Fabbiani que está en todas las propagandas). Grupo de amigas charlando:

Chica 1: Hay veces que lo único que quiero es llegar a mi casa y darme un gusto.
Chica 2: Si, ir a la heladera y comer algo rico y sabroso sin sentir culpa.
Chica Famosa: Yo tengo la solució, andá a la heladera y vas a encontrar algo: DE-LI-CIO-SO.

Hasta acá vamos bien. Uno se imagina que la Chica 2 irá a la cocina y volverá con un postre Diet. Un chocolatin sin grasa. Un yogur cremoso que no engorde.
No señores... la chica vuelve: con una botella de Ser Limonada.

¿Acaso la chica famosa no escucha a sus amigas que quieren COMER algo rico? ¿Desde cuando el jugo es un postre?

Y mejor no hablemos de la otra propaganda con el: "Alerta, alerta, estás por romper la dieta"... ¿¿Qué hace un wokytoki adentro de la heladera??


Marcel Dixit

Cosme Fulanito dijo...

Peor es la de La Serenísima, esa donde la mina ve a todos con la boca abierta, entra al almacén de Don Tito y descubre por qué estaban todos así (es que es tan barato que te va a dejar con la boca abierta!!). ¡Volvé Pancho Ibañez, te perdonamos!

Anónimo dijo...

¡Que fea esa propaganda!
Pero tenemos varias para defenestrar si fuera por eso...
Entre ellas, todas las de Claribel Medina, que no se porque ahora es el prototipo de mujer moderna. ¿Acaso no se acuerdan que conducía "Pasapalabra" y el programa ese de los casamientos?
De las últimas, la que peor me cayó es la de Mariana Fabiani pidiendo que le pongan hielo al café... copiando a otra propaganda que ya existe, que pasaron veinte veces, y que esta mil veces mejor hecha (aunque la gracia sea la misma).


Marcel

Bàrbara dijo...

Adhiero a Marita, linda, no te conozco y ya te quiero. La puteada ya paso por ahora,pero como estudiante de publicidad me siento tocada por este post (suèltame post!). Hay muchas publicidades pedorras pero lo màs pedorro es que las veamos hasta recordarlas, no es patètica nuestra vida. Otra muy mala: Probaste con un yogur???

ventas-online dijo...

Muchas gracias por los tan interesantes comentarios que se pueden leer en su blog. Es posible que la informaci�n que proporciono en estrategias de ventas pueda ser tambien util para sus lectores.
Un saludo y muchas gracias de nuevo.

Cosme Fulanito dijo...

Sí, sí, sobámela... spam acá no, chiquito... (y nomás lo dejo porque es gracioso)